5 razones para probar el yoga de flujo lento

Beneficios del yoga de flujo lento, secuencia, qué hacer y qué no hacer

Yoga de flujo lento

Permita que la práctica suave y estabilizadora del yoga Slow Flow brinde una mayor ecuanimidad en todas las áreas de su vida.

Introducción

Yoga, como la vida es un practica de equilibrio. Así como una dieta holística nutre nuestro cuerpo y una amplia exposición a diferentes perspectivas enriquece nuestra mente, practicar ambas estilos de yoga yin y yang nos permite ser más flexibles en todos los ámbitos de nuestra vida.

Mientras que las clases de ritmo más rápido lo ayudan a desarrollar fuerza más rápidamente, las clases más lentas desarrollan su concentración, ecuanimidad mental y paciencia.

Permiten que los músculos y los tejidos conectivos se relajen, alarguen y abran áreas como las caderas y la parte baja de la espalda a las que puede ser más difícil acceder solo con una práctica de yang.  

¿Qué es el yoga de flujo lento?

El yoga de flujo lento se puede describir como un combinación de Vinyasa flow y Hatha yoga. El flujo de Vinyasa es una práctica vigorosa y de ritmo rápido, que enfatiza la sincronización de la respiración, el movimiento y las posturas como un todo.

A veces se lo conoce como yoga de flujo, ya que hay transiciones suaves y fluidas entre las distintas posturas.

Hatha Yoga, mientras tanto, se practica a un ritmo más lento, con un enfoque en movimientos controlados, estiramiento consciente y alineación adecuada.

Al incorporar menos transiciones que Vinyasa y más fluidez que Hatha Yoga, Slow Flow Yoga te permite encontrar pausas meditativas entre poses, mientras mantiene el flujo armonioso de una clase de Vinyasa.

El yoga de flujo lento se mueve lo suficientemente rápido como para sentirse como un entrenamiento real, pero las progresiones son lo suficientemente lentas como para permitirle relajarse y concentrarse en la respiración.

Esta enfoque equilibrado te permite sintonizar tu propio ritmo natural y ajusta tus movimientos según sea necesario.

Beneficios del yoga de flujo lento

1. Integra Mente y Cuerpo

Al darle suficiente tiempo para desarrollar una conciencia de su cuerpo y respiración, este estilo de yoga le permite armonizar su cuerpo y mente. Te apoya en la aplicación de la fuerza mental para superar tus límites físicos.

2. Enseña paciencia y aumenta la capacidad de atención

En nuestro mundo acelerado, los nuevos practicantes de yoga tienden a pensar que más rápido siempre es mejor. El yoga de flujo lento nos muestra que una ejecución más lenta de los movimientos y un enfoque en los fundamentos energéticos de su práctica pueden ser mucho más terapéuticos.

El yoga de flujo lento te da tiempo suficiente para observar el impacto de la impaciencia en tu mente y cuerpo.

Mientras observa el impulso de la mente egoísta de empujar, apresurarse y esforzarse, es testigo de cómo solo crea más estrés en su sistema.

Al darle suficiente tiempo para practicar la conciencia sin prejuicios de tu estado interior, el yoga Slow Flow te permite liberar la impaciencia, cultivar el enfoque y volver más plenamente al momento presente.

3. Aumenta el bienestar mental

Los movimientos más lentos y la respiración intencional de una práctica de yoga Slow Flow activar el sistema nervioso parasimpático, ayudando a reducir el estrés y calmar la mente.

A medida que ralentiza su respiración y sus movimientos, también reduce la frecuencia de la charla mental, creando más espacio para la inspiración creativa, el desarrollo intuitivo y una perspectiva más amplia de su vida.

4. Mejora el bienestar emocional

Al sintonizar tu mente con tu cuerpo, esta práctica de yoga también te conecta con tus emociones. Como tu nota el impacto emocional de varios pensamientos y creencias, se vuelve más fácil dejar ir los que no te sirven y, a su vez, cultivar los que sí te sirven.

También creces para escuchar tus emociones y responder a las necesidades más profundas que representan.

5. Aumenta la flexibilidad y la fuerza

Al igual que otras formas de yoga, Slow Flow mejora la fuerza y ​​la flexibilidad, pero lo hace de una manera manera suave y de bajo impacto. Las secuencias están diseñadas para calentar gradualmente los músculos, sin ejercer una presión indebida sobre las articulaciones.

En una clase de flujo lento, tendrá mucho tiempo para escuchar a su cuerpo y ajustar su alineación según sea necesario. Con la práctica regular, también aumentará su rango de movimiento, rendimiento atlético y equilibrio.

Por lo tanto, el yoga Slow Flow es adecuado para todas las edades y niveles y se recomienda especialmente para personas mayores, mujeres embarazadas y cualquier persona con una lesión o problema de salud.

De hecho, a menudo se enseña en hospitales y centros de rehabilitación como un calmante y forma revitalizante de fisioterapia.

Una secuencia de yoga de flujo lento

Esta secuencia restauradora de 60 minutos está diseñada para abrir el corazón y liberar el dolor emocional. Combinando agarres más largos con una secuencia de flujo suave, permite que la mente y el cuerpo entrar en armonía natural y cultivar una mayor paciencia y aceptación.

Secuencia de yoga de flujo lento de 60 minutos

  1. 3 a 5 min Pranayama y Meditación.
  2. 5 a 10 min Postura de ángulo atado reclinado.
  3. 3 a 5 min Gato y Vaca.
  4. 3 a 5 min Postura del Niño.
  5. Postura de derretimiento del corazón de 3 a 5 min.
  6. 5 a 10 min Saludos al sol (3 rondas).
  7. 3 a 5 min Postura de esfinge y foca.
  8. 3 a 5 Giros y Variaciones Abdominales.                                                         
  9. 3 a 5 min Postura del cadáver con refuerzo debajo de la espalda.
  10.  Savasana de 3 a 5 minutos.

Qué hacer y qué no hacer

1. Preste atención a las sutilezas de su práctica

Al darle más tiempo para mantener cada postura, el yoga de flujo lento le permite estudiar el matices de su práctica.

¿Tus poses se vuelven más o menos desafiantes cuanto más tiempo las mantienes? ¿Tu mente se vuelve más tranquila o más inquieta a medida que profundizas en el flujo de cada movimiento?

Al prestar atención al impacto de su respiración, conciencia y ritmo, en su mente y cuerpo, desarrollará una mayor capacidad para satisfacer sus necesidades mentales y emocionales.

2. No fuerces tu progreso

Si bien está bien experimentar con sus límites físicos y mentales, es importante hacerlo en un manera suave y progresiva.

A diferencia de las formas de yoga de ritmo más rápido, Slow Flow te da la oportunidad de hacer cambios gradualmente ya tu propio ritmo.

Al ayudarlo a sintonizar con las necesidades únicas de su propio cuerpo, el yoga Slow Flow le permite desarrolle fuerza, flexibilidad y equilibrio a un ritmo adecuado para usted.

Lo que concluimos

El yoga de flujo lento es más que un simple ejercicio. Es un estudio profundo de la conexión mente-cuerpo y una oportunidad para desarrollar concentración, enfoque y flujo en todas las áreas de tu vida. Únete a nuestro Curso de formación de profesores de Yin Yoga en línea para profundizar tus conocimientos sobre Yin Yoga.

formación de profesores de yoga en línea 2024
meera vatios
Meera Watts es propietaria y fundadora de Siddhi Yoga International. Es conocida mundialmente por su liderazgo intelectual en la industria del bienestar y fue reconocida como una de las 20 mejores blogueras internacionales de yoga. Sus escritos sobre salud holística han aparecido en Elephant Journal, CureJoy, FunTimesGuide, OMtimes y otras revistas internacionales. Obtuvo el premio Top 100 Entrepreneur of Singapore en 2022. Meera es profesora de yoga y terapeuta, aunque ahora se enfoca principalmente en liderar Siddhi Yoga International, bloguear y pasar tiempo con su familia en Singapur.

Respuestas

Este sitio usa Akismet para reducir el correo no deseado. Descubra cómo se procesan los datos de sus comentarios.

Contáctenos

Contacto en WhatsApp